El arte de ilustrar el libro de tu jefe

Alba Díaz es la autora de este post y de las ilustraciones del libro de Roberto Canales. Dejemos que sea ella la que os cuente cómo ha sido este proceso.

Ilustrar el libro de Roberto Canales Conversaciones con CEOs y CIOs sobre Transformación Digital y Metodologías Ágiles ha sido para mí todo un reto. Por norma general, no coincidimos mucho en estilo, el texto era complejo para alguien como yo que no tengo un perfil técnico, nunca había hecho un trabajo de este tipo y además ¡era el tercer libro de mi jefe! ¿Presión? Ninguna.

Como todos sabemos, la mente de Roberto es privilegiada, quizá algo caótica también,  así que yo no sabía que él ya estaba escribiendo un nuevo libro cuando me encargó una serie de ilustraciones, en diferentes días, para distintas ideas. Algo más tarde, me informaría de que todas esas creaciones serían parte de lo que ya llamamos el libro naranja, luego explico el porqué. Como cabe esperar, cada ilustración era “de su padre y de su madre” así que tuve que homogeneizarlas entre sí a nivel de estilo y color.

Roberto es una bomba de ideas que desarrolla en un estadio posterior, y así trabajamos. Me puse al día con lo que llevaba escrito hasta el momento y fui sacando los dibujos que me pedía vía mail. Sin un contexto es muy difícil hacer un dibujo que entronque con la línea argumental del mismo, por eso cambiamos el modo de trabajo y según avanzaba en la escritura me dejaba una nota donde quería una ilustración: [dibujo] Un médico ausculta una caja y detecta una serie de síntomas: código duplicado, complejidad ciclomática, cobertura de pruebas, errores críticos.

De esta manera, a la hora de entender lo que queríamos representar me guiaba por los párrafos anteriores y posteriores si había alguna duda.

Una vez que vimos el volumen de imágenes y cómo quedaban repartidas en las páginas, pasamos a una primera revisión donde corregimos ortografía, dimos un giro a cómo representar algunos conceptos y marcamos aquellas que no funcionaban para enfocarlas desde otro punto de vista.

En una segunda revisión ya fuimos al detalle y modificamos cosas como colores o tamaño de algunas tipografías.

Una vez aprobadas todas las ilustraciones por parte de Roberto, las exporté en formato .png con calidad para imprenta y se las hice llegar a la editorial. Aquí vino una última revisión tras la maquetación de las imágenes junto al texto en el formato final que era más pequeño que el original. Ajustamos tamaños tanto de las tipografías para que fueran legibles en todos los casos, como de las imágenes en sí.

El último paso era diseñar la portada y contraportada. Como ya teníamos el libro rojo Las reglas no escritas para triunfar en la empresa y el libro azul Planifica tu éxito. De aprendiz a empresario, y a Roberto el verde no le gusta mucho, nos decantamos por un naranja para este tercer libro. Añadimos el personaje principal y unos globos de texto.

Poco tiempo después recibimos una prueba física en la oficina. Se modificaron las solapas, reduciéndolas a 70 mm. La portada, ampliando la franja naranja y añadiendo los textos de los globos y los márgenes del folleto de las páginas finales.

Por falta de tiempo, no se pudo pedir una prueba más y lanzamos la tirada de copias final que llegó a la oficina en forma de 81 cajas, con 62 libros cada una, es decir, unos 900 kilos de transformación digital y agilismo explicados a través de un diálogo en una comida distendida. Si quieres tener un ejemplar digital, descárgalo aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *